Atención

X

Usted está saliendo ahora de AMAZE.org.
El contenido que se encuentra fuera de este sitio puede no
ser apropiado para adolescentes jóvenes.

Continuar al sitio externo

Atención

X

El siguiente video no fue producido por AMAZE.

Reproducir el video

X


Pornografía ¿realidad o ficción? (México)
Pornografía ¿realidad o ficción? (México)
Añadir video a la lista de reproducción Añadir video a la lista de reproducción
Pornografía ¿realidad o ficción? (México)

Juventudes

La pornografía, a veces conocida como porno, es cualquier material diseñado para causar excitación o sentimientos sexuales a quien lo esté viendo o leyendo. La pornografía es muy común en internet, generalmente incluye fotos o videos de gente desnuda y/o participando en actos sexuales. Es completamente normal sentir curiosidad o excitarse al ver pornografía. Sin embargo, ten en cuenta que la pornografía realmente está hecha para personas adultas. A veces, cuando exploras en internet, puede que te encuentres con pornografía. Es importante recordar que la pornografía, al igual que muchas series de televisión y películas, es simulada. Los personajes y los comportamientos en la pornografía no son reales, la pornografía suele exagerar el como son los cuerpos y las relaciones sexuales en realidad. No esperes que los cuerpos de las personas se parezcan y se comporten de esta manera en la vida real, incluyendo el tuyo. Si te encuentras con pornografía y tienes preguntas, siempre es buena idea hablar con alguna persona adulta de confianza.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Las relaciones sexuales son realmente es como lo que vemos en la pornografía?

No, la pornografía es fantasía. Así como algunas películas y series de televisión, no es como la vida real. A algunas personas les gusta ver imágenes sexuales en la pornografía porque tienen preguntas sobre cómo deben ser las relaciones sexuales o les gusta excitarse, igualmente, hay a quienes no les gusta ver pornografía. Recuerda que la pornografía realmente está hecha para adultos y no es real, por lo tanto, no debe considerarse una fuente confiable de información sobre sexo, sexualidad y relaciones.

Vi un video de gente teniendo relaciones sexuales en YouTube y creo que mi pene o senos son muy pequeños, ¿lo son?

La pornografía suele enseñar imágenes poco realistas, incluyendo el tamaño de los genitales y senos. Es importante recordar que la gente viene de diferentes formas y tamaños, y eso hace que todas las personas sean especiales. Algunas personas tienen penes o senos más grandes y otros tienen penes y senos más pequeños. ¡De cualquier manera es completamente normal y está bien!

¿No es igual ver pornografía a tener educación integral en sexualidad?

Si bien algunas personas pueden pensar que ver pornografía es una buena idea para ayudarles a aprender sobre las relaciones sexuales, en ningún caso es un sustituto de la educación integral en sexualidad. La pornografía puede provocar que la gente piense que las relaciones sexuales son algo distinto a la realidad. Recuerda que la pornografía es ficción. Los y las adolescentes están más preparados y preparadas después de recibir educación integral en sexualidad y en casa o en el colegio.

Familias

No hay un consenso entre investigadores acerca de el impacto que tiene la pornografía sobre las actitudes y relaciones de las y los jóvenes, pero en algún momento, muchas y muchos jóvenes se encontrarán accidentalmente con imágenes o pornografía sexualmente explícitas en línea. Cuando esto suceda, una forma en que los adultos pueden ayudar a prepararles, es hablar con ellas o ellos. Reconoce que hay contenido en línea que no les es apropiado y habla abiertamente sobre el tema si descubres que han visto pornografía.

Si tu hijo o hija se topa con pornografía, es importante reafirmarle que no es su culpa, para que no se sienta culpables por lo que ha visto. Si tu hijo o hija ha buscado este contenido, normaliza el deseo y la curiosidad por mirar pornografía. Esto puede ayudar a minimizar la vergüenza y el secreto.

También es importante explicar que la pornografía es ficción y que lo que ve en la pornografía no no se parece a las experiencias sexuales en la vida real. Los tipos de cuerpo que ven en la pornografía pueden ser poco realistas, y algunos de los comportamientos sexuales no son comunes en muchas relaciones románticas. Los ejemplos de relaciones sexuales que carecen de intimidad, confianza y respeto no reflejan lo que suele ser más saludable para la mayoría de las personas. Es importante proporcionar información para ayudar a que las y los jóvenes pongan en contexto lo que han visto y así redirigirlos a información en la que puedan confiar. Usa esto como una oportunidad para educar en lugar de disciplinar.

 

FORMAS DE INICIAR UNA CONVERSACIÓN

Si comienzas conversaciones esenciales sobre temas como la pornografía con tu hija o hijo, entonces sabrá que pueden acudir contigo con preguntas. La forma más fácil de iniciar una conversación es hablar sobre ello conforme vaya surgiendo. Aquí hay algunas maneras de comenzar estas conversaciones:

Habla con tu hijo o hija sobre la seguridad en internet

Cuando estés hablando con tu hijo o hija sobre la seguridad en internet, habla sobre el hecho de que existen algunas cosas en línea que son inapropiadas para niños y niñas. Déjale saber que si llega a encontrarse con algo que le incomode o no entienda, siempre puede acudir contigo. Estas oportunidades puedes usarlas como una oportunidad para educar sobre la pornografía y por qué quizá no sea buena idea verla, especialmente siendo adolescente.

No avergüences ni castigues a tu hijo o hija

No avergüences ni castigues a tu hijo o hija si le encuentras viendo pornografía, al contrario, puedes usar esto como una oportunidad para educarle sobre la pornografía y por qué tal vez no sea buena idea verla, especialmente siendo adolescente. Puede que a veces, padres y madres crean que quitarle por completo a su hijo o hija el uso de la computadora o celular sea apropiado en estas situaciones, pero es posible que esto provoque desconfianza en tu hijo o hija y no sienta la confianza de acercarse a ti con preguntas sobre cosas que ven y oyen en internet en el futuro, incluyendo el acoso en línea (o cyberbullying).

Educadores

No hay un consenso entre investigadores acerca de el impacto que tiene la pornografía sobre las actitudes y relaciones de las y los jóvenes, pero en algún momento, muchas y muchos jóvenes se encontrarán accidentalmente con imágenes o pornografía sexualmente explícitas en línea. Cuando esto suceda, una forma en que los adultos pueden ayudar a prepararles, es hablar con ellas o ellos. Reconoce que hay contenido en línea que no les es apropiado y habla abiertamente sobre el tema si descubres que han visto pornografía.

Si tu estudiantes se topa con pornografía, es importante reafirmarle que no es su culpa, para que no se sienta culpables por lo que ha visto. Si ha buscado este contenido, normaliza el deseo y la curiosidad por mirar pornografía. Esto puede ayudar a minimizar la vergüenza y el secreto.

También es importante explicar que la pornografía es ficción y que lo que ve en la pornografía no no se parece a las experiencias sexuales en la vida real. Los tipos de cuerpo que ven en la pornografía pueden ser poco realistas, y algunos de los comportamientos sexuales no son comunes en muchas relaciones románticas. Los ejemplos de relaciones sexuales que carecen de intimidad, confianza y respeto no reflejan lo que suele ser más saludable para la mayoría de las personas. Es importante proporcionar información para ayudar a que las y los jóvenes pongan en contexto lo que han visto y así redirigirlos a información en la que puedan confiar. Usa esto como una oportunidad para educar en lugar de disciplinar.

PREGUNTAS PARA LA DISCUSIÓN

Después de ver el video con tu clase, analízalo usando las siguientes preguntas para debatir:

¿Te sorprendió algo de este video?

¿Cómo ha cambiado tu opinión acerca de la pornografía después de ver este video?

Si te encontraras con pornografía ¿cómo actuarías ahora que cuentas con esta información?

Pin It on Pinterest